¡La delicia tricilíndrica ha vuelto al #enciBLOG! Un año después, me pongo a los mandos de la nueva Triumph Street Triple S, esta vez limitada a 47cv para los usuarios del carnet A2 y con una estética completamente renovada. Perfecta y manejable para aquellos que estén buscando una moto accesible, ágil y con mucho, mucho carácter.

Si eres nuevo en el #enciBLOG, me gustaría que supieras que en 2019 probé este mismo modelo pero con su motor sin limitar a 95cv, por lo que fundamentalmente en este artículo hablaré de mis impresiones y diferencias que he encontrado respecto al modelo anterior.

<<Este nuevo modelo 2020 trae consigo muchas mejoras>>

Hablemos de las novedades que Triumph ha aplicado sobre esta moto tan diferencial e inigualable.

Su motor de 660cc exclusivo para el carnet A2, ha sido renovado conforme a la nueva normativa Euro 5. Es una auténtica gozada, va muy fino, sensación absoluta de ir sobre raíles… Por no hablar de la perfecta curva de aprendizaje que ofrece. Los que me conocéis sabéis que soy muy partidaria de las motos de media cilindrada para aprender, y confiar en mi criterio cuando os digo que para llevar esta moto se necesitan dos cosas:

  1. Haber practicado previamente con otra moto, tipo 125cc.
  2. Tener paciencia y no darle al mango con facilidad.

¿Por qué digo esto? Porque la moto corre MUCHÍSIMO, y van tan bien que enseguida te confías con ella. Me ha sorprendido gratamente lo que estira este motor para estar limitado, ¡quién lo diría! En bajas, medias, altas… Os confieso que muchas veces tenía que cortar gas. Simplemente con el dato del par motor limitado/deslimitado creo que os lo voy a decir todo… Como dije una vez, su comportamiento es una mezcla entre una bicilíndrica MUY suave y una tetracilíndrica un poco más gamberra. Además, cuenta con dos modos de conducción: Road (más cañero) y Rain (más suave), aunque apenas he notado diferencia entre ambos.

El embrague es de multidisco bañado en aceite, y una vez más os confirmo que es de lo que más me ha gustado en esta moto, en ningún momento se me ha calado y la salida es muy suave. Cuando cambiamos de marcha, junto a la caja de cambios de 6 velocidades, todo hace que sea fácil y con sensación de «pura mantequilla«.

Además, gracias al acelerador electrónico, la respuesta es instantánea en el rango bajo y medio de revoluciones, con un par motor máximo de 60Nm a 5.250 rpm, y cuya potencia máxima deslimitado alcanza los 70kW (95,2 CV) y 66 Nm de par motor a 9.250 rpm. Con ello, el sistema de escape se ha actualizado no sólo estéticamente (que a mí me parece una preciosidad tan cortito…), sino que ahora suena (o ruge) mejor. En mi opinión, creo que han eliminado un poco el famoso «silbido» que tanto caracterizaba a esta moto, pero tranquilos amantes del mismo… Mantener se mantiene, pero en menor medida.

<<Cuenta con una estética completamente renovada: ¿lo que muchos pedían?>>

Empecemos por lo más importante en mi opinión.. la seguridad. Y es que Triumph este año ha decidido darle una vuelta a esta moto (y en realidad, a la versión R y RS también que próximamente os escribiré sobre ellas) y en parte, creo que es lo que muchos usuarios estaban esperandoUn lavado de cara en toda regla y, además, en línea con su hermana mayor la “RS”.

Cuenta con unos faros de LED completamente nuevos, con una línea mucho más afilada y agresiva. Ofrece una iluminación muy blanca, tanto las luces diurnas (posición) como las cortas y las largas.

Como lo veía fundamental, decidí salir a dar una vuelta de noche para probarlas TODAS, y os aseguro que es lo más espectacular en iluminación que he probado en una moto. No se me escapada ni un cartel, ni una línea de pintura… Vamos, que podía ver cada irregularidad del asfalto. En el vídeo que adjunto al final del artículo tenéis una prueba en vídeo de iluminación en carretera completamente oscura (minuto 18.10)

El carenado también es nuevo, más deportivo y bajo mi criterio, algo “japonizado”. La nueva cúpula es un poco más baja que el modelo anterior, y la toma de aire central resalta la forma del faro. En este aspecto, “la cara” de la moto queda muy compacta, pero a mi parecer, algo más separada del depósito respecto al modelo anterior.

Los paneles laterales que marcan el modelo “S” y el colín también han sido renovados, ahora cuentan con una entrada de aire más deportiva. Además, se ha mejorado muchísimo la visibilidad de los espejos retrovisores (os recuerdo que los anteriores me parecían muy elegantes pero de poco servían ya que una persona con estatura alta no veía nada a través de ellos) y tienen mayores posibilidades de ajuste, ya se puede ajustar el espejo y no solamente el soporte que lo sustenta.

<<Su parte ciclo, sin novedades pero increíblemente ágil>>

En este punto Triumph no ha incorporado cambios, pero esta moto para el A2 cuenta con unos componentes que en su conjunto la hacen extremadamente ágil y cómoda, tanto para aquellos pilotos que decidáis usarla en el día a día, como aquellos que queréis sacarla más de curvas. E incluso me atrevo a decir que la veo perfecta para iniciarse en circuito, ¿por qué no? Siempre viene bien conocernos a nosotros mismos y a nuestras motos en todo tipo de situaciones.

  • El chasis espectacularmente ligero, es de aluminio de doble viga, y su subchasis, de 2 piezas fundido a alta presión.
  • Cuenta con las llantas más ligeras de la categoría de 17 x 3,5 pulgadas.
  • El basculante en forma de ala de gaviota ofrece rigidez torsional longitudinal y flexibilidad lateral, según la marca, esto maximiza la estabilidad a alta velocidad y en la salida de curva. Encinetti approval!
  • Equipa una suspensión delantera con una horquilla Showa de 41 mm y un amortiguador trasero Showa con depósito independiente piggyback.
  • Respecto a la frenada, cuya sensación me encantó, incorpora un sistema de ABS de última generación, un doble disco de freno delantero con pinzas deslizantes Nissin y un disco de freno trasero con pinza Brembo.
  • Los neumáticos Pirelli Diablo Rosso III, cuyas medidas son 120/70 ZR17 en el delantero y 180/55 ZR17 en elt rasero, son muy polivalentes, con tendencia a ser blanditos pero nos permitirán ir cómodos en cualquier situación meterológica y uso que le demos a la moto, con tendencia a tumbar la moto y entrar en curva ella con facilidad.

<<Otros aspecto para el día a día>>

Respecto al consumo: he entregado la moto con un consumo medio de 5,3L, y la moto cuenta con un depósito de 17,4 litros. En total le he hecho unos 300 kilómetros, con uso en carretera y curvas y ritmo tranquilo – medio con algún estrujón, por lo que mi conclusión es que consume más que el modelo anterior.

La postura de conducción es cómoda, manillar plano y ancho pero vas bastante tirado hacia delante, esta gama de Street es bastante deportiva… Y unas estriberas un tanto retrasadas que hacen que curvear sea una delicia.

Pesa tan solo 168 kg (muy poco pero 2 kg más que el modelo anterior) y la altura del asiento es de 810mm, por lo que no resulta una moto excesivamente alta y podéis ir confiados en el caso de que tengáis una estatura baja-media.

El panel de instrumentos sigue siendo LCD, punto que no a todos los usuarios les terminará de convencer ya que en un modelo 2020 quizá lo que esperemos es tener una pantalla TFT, pero para eso tendremos que ir a su hermana mayor la «RS». Sin embargo, creo que para un piloto novel viviendo sus primeras sensaciones, lo mejor es que tenga información básica, con los diferentes «trips», gasolina, temperatura, consumo, hora, indicador de marchas… Y las revoluciones en modo brújula.

Las manetas son regulables, que parece un detalle sin importancia, pero en caso de tener los dedos largos o muy cortos, se convierte en una necesidad, en mi caso… ¡Es vital!

Y otra gran pregunta… ¿Se nota el viento? Sí, pero muy poco gracias a la protección de la cúpula y el nuevo carenado.

Por último, en cuanto al mantenimiento recomendado por la marca, esta moto requiere una primera revisión a los 1.000 kms y la siguiente, a los 10.000 kms o al año (lo que antes suceda).

Todas las Triumph comercializadas en España cuentan con 4 años de garantía de serie sin límite de kilometraje ni coste adicional.

Aspectos positivosAspectos mejorables
+Nueva estética más deportiva y con iluminación LED– Panel de instrumentos LCD
+Nuevos retrovisores (visibilidad perfecta)– Frenada trasera
+Motor específico A2 impactante en su versión limitada, embrague, facilidad de conducción– Mayor peso que versión anterior
+Nuevo sonido y estética del escape– Consumo más alto debido a la Euro 5
+Buena aerodinámica
+Comodidad y versatibilidad
+Calidades componentes (suspensiones, frenos…)

Galería de fotos Triumph Street Triple S 2020 A2

Vídeo prueba e impresiones canal de Youtube (próximamente)